Los chorradores de Navarrés

Inicio del sendero de Los Chorradores en Navarrés.

No deja de sorprendernos la belleza de la naturaleza y es por ello que cada vez que tenemos oportunidad nos escapamos del mundanal ruido para refugiarnos en alguno de los muchos y preciosos parajes naturales que la provincia de València ofrece a los amantes del senderismo. En esta ocasión, Dosenelcamino.blog se desplazó a los Chorradores de Navarrés.

A una hora de la ciudad se encuentra este peculiar sendero rodeado de cascadas y manantiales que sorprenden al visitante en un entorno frondoso y rebosante de paz.

El recorrido comienza en la A-7 en dirección Alicante hasta la salida 396 donde nos desviaremos por la CV590 durante unos 20 minutos hasta llegar al pueblo de Navarrés.

La visita puede iniciarse desde el núcleo urbano o como en nuestro caso desde el aparcamiento de El Chorrador, a un par de kilómetros de la localidad en dirección a Quesa.

Es recomendable para todas las edades y de escasa dificultad. Apenas unos diez kilómetros, si se hace el itinerario circular, aunque existen varias rutas que parten del propio sendero que requieren de más preparación y tiempo.

Aparcado el vehículo, con las mochilas preparadas y nuestras “chirucas” puestas, nos dirigimos hacia el sendero que a modo de trinchera sinuosa nos va introduciendo en un mundo mágico rodeado de paredes arcillosas.

Fuente Clara.

La primera parada, a los pocos minutos de iniciado el recorrido, es la Fuente Clara. Nos impresiona una maravillosa cortina de vegetación y agua que esconde este manantial de gran belleza. El incesante rumor de las gotas y la luz que las atraviesa forman un espectáculo digno de ver.

La cueva que se vislumbra tras un bosque de raíces húmedas despierta nuestra curiosidad para aproximarnos un poco más y refrescarnos con el agua cristalina.

El salto del Chorrador en Navarrés.

El sendero continúa en un remanso de paz hasta llegar al Chorrador. Un salto de agua que dadas las fechas de nuestra visita (en noviembre y tras un episodio de fuertes lluvias) se mostraba con todo su esplendor.

Salto del Chorrador.

Un lugar de increíble belleza que nos invita a disfrutar del momento. El ensordecedor ruido de la cascada nos deja sin habla.

El sendero tiene varios puentes de madera para cruzar el riachuelo.

Seguimos el camino que ahora se ensancha bordeando el río hasta llegar a un pequeño azud rodeado de una gran arboleda tras cruzar varios pasos de madera en los que el amante de la fotografía podrá disfrutar de los mejores encuadres.

El pequeño estanque, lleno de peces, es un excelente lugar para disfrutar de la paz y la tranquilidad que en este paraje protegido se respiran.

El sendero continua paralelo al riachuelo hasta que llegamos a la Fuente de la Higuera en un extremo de una gran explanada. Tres caños de agua transparente nos invitan a mojarnos la cara y hacer una nueva parada para contemplar este lugar de gran belleza.

Hasta aquí llega el sendero de los Chorradores, aunque, como hemos comentado, son varios los GR que parten de este punto: al Mirador de Escalona, a 2,36 kilómetros; al Salto Molina, a 5,6 km, y al municipio de Quesa, un poco más retirado, a unos 6,3 kilómetros.

Parada obligatoria en la Fuente de la Higuera.

En resumen, una escapada muy próxima a València, de escasa dificultad y de gran belleza, que, sin duda, merece la pena realizar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s